Fue un gusto regresar a la Junta Auxiliar de Mazacoatlán, donde nos reunimos con mujeres madres de familia.

Refrendé mi compromiso de seguir con la transformación en su comunidad y sé que trabajando en unidad el cambio es posible.