Jorge Barrientos

El arzobispo de Puebla, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, encabezó la misa de inicio de cuaresma en la catedral angelopopolitana, del tradicional Miércoles de ceniza, la cual marca el inicio de la Semana Santa; el festejo central del cristianismo que recuerda la muerte de Jesucristo.

El líder de la Grey católica, dijo que al iniciar la cuaresma, tiempo que la Iglesia marca para la “conversión del corazón”, el líder de la grey católica pidió a los fieles reflexionar en el regalo que significa la vida para salir de la “cultura de la muerte”, que se ha apoderado de la sociedad.

Monseñor Sánchez reiteró que al imponer la ceniza a los fieles, se recuerda que la vida en la tierra es pasajera, por lo que invitó a reflexionar que al morir el cuerpo se va a convertir en polvo.

La Cuaresma es el tiempo litúrgico que prepara a los católicos para la Pascua o Domingo de Resurrección. Por lo que hizo un llamado a los fieles a la purificación mediante prácticas como el ayuno, la limosna y la oración.