Jorge Barrientos.
El Arzobispo de Puebla, monseñor Víctor Sánchez Espinosa, hizo un llamado a las autoridades encarase brindar la seguridad de los poblanos atender el tema de inseguridad que tanto ha incrementado en los últimos días en la entidad, dado a que ya no sólo es el denominado “triángulo rojo”, si no de manera en general.
Asimismo, pidió a las autoridades de los tres niveles de gobierno realizar su trabajo para evitar más linchamientos en la entidad poblana y para que se frene la delincuencia.
En este sentido, hizo un exhorto a los ciudadanos a no tomar justicia por su propia mano, dado a qué hay que confiar en las autoridades, por lo que comentó que en muchos casos son los propios sacerdotes quienes tienen que ser mediadores entre la población y autoridades, para calmar a la población.
“A los sacerdotes les he dicho que saquen la casta y que le entren a los cocolazos para calmar a la población y evitar linchamientos”.
Por otra parte, Víctor Sánchez mencionó que a Puebla no llegarán recursos de los 500 mil dólares donados por la Santa Sede para atender a los migrantes, ya que en el norte del país, se necesitan más apoyos porque ahí se encuentran varados miles de centroamericanos en la entidad.