Jorge Barrientos.

Los aspirantes a la candidatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por la gubernatura de Puebla acordaron “un pacto de amistad y civilidad” para evitar descalificaciones y negaron que sea un bloque contra Enrique Doger Guerrero.

En un encuentro con los medios de comunicación, el ex delegado federal, Alberto Jiménez Merino, acompañado del ex senador, Ricardo Urzúa Rivera y el diputado, Lorenzo Rivera Sosa, señaló que este pacto pretende fortalecer la unidad partidista.

Comentó que “mientras los partidos de enfrente se están despedazando” en el PRI están buscando fortalecer a sus liderazgos para enfrentar con un solo proyecto esta nueva elección y ganar en las urnas la gubernatura de Puebla.

Cuestionado por la ausencia de Enrique Doger Guerrero para sumarse a este pacto y si este bloque busca frenar que repita en la candidatura del PRI, rechazó esta situación y adelantó que lo buscarán para proponer su adhesión.

Incluso dijeron que les reiteraron la invitación para unisrse a este proyecto a Doger Guerrero y a Javier López Zavala, por lo que comentó que todos son bienvenidos y será el Comité Ejecutivo Nacional quien tome la mejor decisión.